jueves, 6 de noviembre de 2008


No se cómo me tope con la tapa de un disco de rock nacional, de una banda llamada Los Pillos. 
Me llamó mucho la atención, porque encontré algo así como una contradicción entre el nombre de la banda y la foto de sus integrantes con un aspecto muy de la época (ochentas), muy al estilo JoyDivision, o Echo & The Bunnymen. Algún mecanismo en mi mente imaginaba un nombre tipo "Amor Bajo Tierra" que se yo.. Los Pillos, mas bien me sonaba a banda punk adolescente mejicana.
Esa contradicción me hizo bajar el disco. 
Luego, hurgando en LA Internet, advertí que habían tenido su minuto de fama, y que por ejemplo habían sido banda soporte de Siouxsie And The Banshees en su visita a la Argentina en el año 1986, sin tener ningún disco editado hasta el momento. En las distintas biografías que se encuentran, también hablan del Paracultural, de Cemento, de ensayos en una mueblería de Avellaneda, de un recital en donde el cantante Adrián Yanzón canto con un cuchillo apuntando a su propio cuello. Hasta ahí mi curiosidad iba creciendo a pasos agigantados. Mientras tanto el disco seguía bajando. Yo tenía mil cosas que hacer en mi trabajo, pero no podía parar de investigar. Intuía que iba a terminar obsesionado con la banda, como me paso con algunas otras.
Recuerdo que de pequeño había en casa una colección a medias de vinilos de los Beatles. Yo tenía una bandeja tocadiscos que no funcionaba, pero la púa estaba sana. Entonces ponía los discos, acercaba mi oído, y escuchaba "unplugged". Yo creía saber todo acerca de los Beatles, pero a los 18 años decidí completar la discografía y conseguí Revolver, White Album, y Magical Mistery Tour. Y no podía creer lo que estaba escuchando. Estaba tan agradecido de haber podido redescubrir a la banda, y para colmo, con discos tan estupendos como esos. Luego, como todo, el fanatismo encontró su meseta. Ya a los veintipico, me tope con los Kinks, y me hice de toda su discografía, bios, letras, videos, etc. y otra vez tocaba el cielo con las manos por haber desconocido hasta entonces esa banda, y tener la oportunidad de meterme de lleno en sus discos. La pasión sigue durando. Lo mismo con Camper Van Beethoven, o Belle and Sebastian. 
Con esto quiero expresar que aveces, por no decir siempre, es bellísimo ignorar. Tener baches, es decir, es infinitamente mas grande lo que no sé que lo que si sé. Y entonces llega el momento de descubrir, y me conecto con mi mas ingenua curiosidad, casi como un niño sorprendido, casi como cuando ponía los discos de los beatles en un tocadiscos desenchufado.
Con Los Pillos todo era mas intenso y veloz, ya que existía un sólo disco grabado. Al parecer "VIAJAR LEJOS" título del álbum, había sido producido por Javier Calamaro, que en ese entonces formaba parte de El Corte, banda dark de la época. Sin haber llegado a ser un éxito comercial, Los Pillos habían llegado a grabar su segundo disco "Nómades" (hasta el momento inédito) que debido a los problemas económicos del país en ese momento hiper inflacionario quedó guardado en algún cajón.
Hasta entonces la historia me venia atrapando casi con exagerada intensidad. Mientras tanto el disco seguía bajando.
La banda era integrada por Adrián Yanzón en la voz, Alejandro Fiori en guitarras, Martín Aloé en bajo, Pablo Esau batería.  
La historia tiene ribetes casi de película, con un guitarrista que de pronto desapareció, y el baterista que según algunos blogs desapareció en una avioneta junto con su novia sobrevolando el amazonas. 
La verdad es que hay tan poco escrito que cada palabra, o versión es tomado como si fuera una veta de oro en medio de una mina exprimida.
El disco había terminado de bajar, y rápidamente lo cargué en mi reproductor y salí a la calle.
Inexplicable sensación. De pronto toda mi visual se había puesto en tonos sepias. La ciudad la caminaba como desde otra época. La voz de Yanzón retumbaba en mi pecho, y una expresión adusta se apoderaba de mi cara, para quedarse hasta hoy. Lírica desolada, Paisajes oscuros pero rurales, líneas malditas con eco, y profundidad.
Tuve que hacer un viaje al noroeste, y llevé un solo disco. Ese.
La ruta, los campos, San Marcos Sierras, Chamical, La Rioja, con ese disco de fondo. Fue una experiencia religiosa (citando al gran Enrique Iglesias). Me encontré con un amigo, bastante mayor que yo, y le pregunte si conocía la banda, por ser de su época, y me dijo que no. A los pocos días lo volví a ver y me dijo que había bajado el disco y que le había parecido espantoso, y comenzó a argumentarme el porqué. Y era gracioso, porque esos mismos argumentos eran los que sostenían mi pasión. 
Luego, de vuelta en Bs. As., intenté hacer contacto con Adrián Yanzón, casi como fantasiando, envié un mail, explicando mi fascinación, pero descartando la respuesta. Hurgando, llegué a los distintos proyectos de Yanzón en los noventas y la actualidad: "Un Monton de Lugares", "Alpak & Jason", "Los Jason Lee", "F.u.c.k. S.t.o.r.m.a." o "La Rosa Cobre", "O.R.S.A" todos son reflejo puro del alma oscura de este fascinante personaje que es Yanzón.
Una mañana recibí respuesta, y quedé estupefacto. Luego conteste, y me volvio a contestar. Luego volví a comunicarme y me volvió a contestar. 
Hoy estoy planeando cosas.
Puedo decir que es lo mejor que me paso en 2008.

Toda la data que caóticamente tiré es sacada de los pocos sitios en donde existe información.
a continuación les dejo las fuentes.

stayfree.blogspot.com/2006/07/los-pillos-viajar-lejos.html
musica.feederico.com/13930/los-pillos-viajar-lejos
www.clarin.com/suplementos/si/99-12-24/nota_2.htm



Desconfíen y crean a la vez en todo. 
Inventemos el mito.

Gracias Pillos, 
Gracias YANZÓN!


3 comentarios:

Lola Baola dijo...

fááá ustedes estan volando y se siente
lei lo de los videos.. hay videos muuuuy bueno como el de high hopes.. siempre me copo

aca el link http://www.youtube.com/watch?v=8ioavsW0tgI no me lo pueden negar, y si lo hacen destruire su disco y convertire su proximo video en una version barata de un meloso romanticon de Luismi

Xorge Leiva dijo...

El ultimo encuentro contigo - con tingo - me dejó una clave inesperada, que creía extinta en lo imposible de la memoria.
Me preguntaste si había escuchado a Los Pillos, pesquisando en mi avanzada treintañez y, tal vez, en el conocimiento de ciertas filias ochenteras oscuras - ¿Te conté alguna vez de mi colección de revistas "Fuego"?.

"Viajar lejos" es algo así como el Necronomicón, una lectura maldita esquiva a cualquier comprobación, aún con carbono 14.
Recuerdo haber hablado de Los Pillos solo conti(n)go y con Canu, cantante de Altocamet, alguna vez de visita por La Rioja y con quien pude platicar un buen rato sobre música. Hasta entonces llegué hasta dudar de la existencia de tal disco, un grupo con ese nombre y sus mitos marrón oscuros (o morado negros, como suelen decir por acá).
Despuès de aquella charla consigo enfocar el recuerdo en rituales de escucha sin testigos, en misas íntimas habitadas por fantasmas.

Sabemos, los revivals son equidistantes pero flexibles en las líneas que tensan el tiempo, por eso en estos dìas, y en plan de hacer un recorte ochentoso personal en emepe3 que recupere varios de esos discos que alguna vez fueron materia, incluyo "Viajar lejos" entre Clap, Euroshima, Los Encargados (Alejandro Fiori tocó también en ese disco) y otras bandas con disco único. No tan seguro aún de que el tiempo haya vuelto tangible tanta fantasmalidad.

No hay mas lugar mas inquietante para escuchar "Viajar lejos" que Chamical.

Xorge.

no soporto a la gente dijo...

Yo no tengo MP3 ni ningún reproductor digital (que funcione, ja), pero salir a la calle escuchando "Poco placentero"... No sé si es recomendable, jaja

Los Pillos re da para ese tipo de fascinación obsesiva.


En otro orden de cosas (?), por el vinilo piden 4 lucas en Mercado Libre.